Preces por los Sacerdotes

A nuestro Santo Padre el Papa Benedicto XVI, Dale, Señor, tu corazón de Buen Pastor.
A los sucesores de los Apóstoles, Dales, Señor, solicitud paternal por sus sacerdotes.A los obispos puestos por el Espíritu Santo, Compromételos con sus ovejas, Señor.A los párrocos, Enseñales a servir y a no desear ser servidos, Señor.A los confesores y directores espirituales, Hazlos, Señor, instrumentos dóciles de tu Espíritu.A los que anuncian tu palabra, Que comuniquen espíritu y vida, Señor.A los que trabajan por la juventud, Que la comprometan contigo, Señor.A los que trabajan entre los pobres, Haz que te vean y te sirvan en ellos, Señor.A los que atienden a los enfermos, Que les enseñen el valor del sufrimiento, Señor.A los sacerdotes pobres, Socórrelos, Señor.A los sacerdotes ancianos, Dales alegre esperanza, Señor.A los tristes y afligidos, Consuélalos, Señor.A los sacerdotes turbados, Dáles tu paz, Señor.A los que estan en crisis, Muéstrales tu camino, Señor.A los calumniado y perseguidos, Defiende su causa, Señor.A los sacerdotes tibios, Inflámalos, Señor.A los desalentados, Reanímalos, Señor.A los que aspiran al sacerdocio, Dáles la perseverancia, Señor.A todos los sacerdotes, Dales fidelidad a ti y a tu Iglesia, Señor.A todos los sacerdotes, Dales obediencia y amor al Papa, Señor.Que todos los sacerdotes, Vivan en comunión con su Obispo, Señor.Que todos los sacerdotes, Sean uno, como Tú y el Padre, Señor.Que todos los sacerdotes, Promuevan los justicia con que Tú eres justo, Señor.Que todos los sacerdotes, Colaboren en la unidad del presbiterio, Señor.Que todos los sacerdotes llenos de ti, Vivan con alegría en el celibato, Señor.A todos los sacerdotes, Dales la plenitud del Espíritu y transfórmalos en ti, Señor.
De manera especial te ruego por aquellos sacerdotes por quienes he recibido tus gracias: el sacerdote que me bautizó, los que me han absuelto mis pecados reconciliándome contigo y con tu Iglesia. Aquellos en cuyas misas he participado y que me han dado tu cuerpo en alimento. Los que me han transmitido tu palabra y los que me han ayudado y conducido hacia ti.
Divino Corazón de Jesús, Corazón lleno de celo por la gloria de tu Padre, te rogamos por todos los sacerdotes, por tu Espíritu Santo llénalos de Fe, de celo y de amor. Asi sea.

0 comments:

Publicar un comentario

Paz y bien