Súplica la Espíritu Santo




Oh, Espíritu Santo,

dulce huésped de mi alma,
apiadaos de mis miserias,
sacadme del error
y concededme el perdón de mis faltas.

Oh, Espíritu del Padre y del Hijo,

haced con vuestra gracia
que pueda siempre decir de todo corazón:
¡Hágase Señor tu santa voluntad!

Espíritu de Sabiduría,

reinad en todos mis pensamientos,
palabras y obras,
desde ahora hasta la hora de mi muerte.

Espíritu de Entendimiento,

iluminadme y enseñadme.

Espíritu de Consejo:

suplid mi falta de experiencia.

Espíritu de Ciencia:

libradme de mi ignorancia.

Espíritu de Fortaleza:

hacedme fuerte en el servicio de Dios;
dadme valor para proceder en todo
con bondad y benevolencia,
con dulzura y fidelidad,
con paciencia y amor,
con alegría y magnanimidad.

Espíritu de Piedad:

hacedme íntimo en mis relaciones con Dios.

Espíritu de Temor de Dios:

líbrame de todo mal.

Espíritu de Paz:

dadme vuestra Paz.

Espíritu de Santidad,

adornad con las celestiales virtudes de pureza
el templo de mi alma
y preservadla de la mancha del pecado.

Amén.

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada

Paz y bien