Letanías a María Reina de la Paz

Tú, que recibiste el saludo del Espíritu de paz,
Tú, que acogiste en tu seno el Verbo de paz,
Tú, que engendraste al santo hijo de la paz,
obtennos el don de la paz.

Tú, que secundas a Aquél que hace
que por doquier reine la paz,
Tú, la llena de gracia por quien todo lo perdona,
Tú, que eres prenda de su eterna misericordia,
obtennos el don de la paz

Para que los cautivos sean al fin liberados,
Para que los desterrados encuentren al fin su patria, 
Para que los que sufren, encuentren la fortaleza,
obtennos el don de Ia paz.



Tú, la Bien-Amada de nuestro Creador,
Tú, la plenamente bendita de su creación,
Tú, la Abogada de su creación,
obtennos el don de la paz.

Por la angustia de los hombres y mujeres,
Por los recién nacidos que duermen en su cuna,
Por los ancianos que tanto desean morir en su lecho, 
te pedimos el don de la paz.

A ti que eres la madre de los desamparados,
A ti que eres la enemiga de los duros de corazón,
A ti que eres la estrella 
que brilla en el cielo gris de los descarriados,
te pedimos el don de la paz.

A ti, la esposa del Dios vivo,
A ti, que eres la Madre del Dios resucitado,
A ti, que eres la Reina en el reino del Dios lleno de Paz, 
te pedimos el donde tu paz.

0 comments:

Publicar un comentario

Paz y bien