PRINCIPIOS CONGREGACIONALES



EVANGÉLICOS.  

“Creados a imagen de Dios, según el modelo de su Hijo Divino por quien fuimos redimidos, y santificados por su Espíritu” (CC1984, 19), todos hemos sido llamados a la santidad en auténtica conversión personal a los valores evangélicos de amor, misericordia, perdón, justicia, paz, libertad, verdad e intensa vida de oración, entre otros (Cfr. Mt. 5. 25,31-46; PNPF VI, 15).  


MARIANOS.

La Bienaventurada Virgen María, patrona de la Congregación, en su advocación de la Inmaculada Concepción, es modelo de pureza, pobreza y obediencia a la voluntad del Padre, acogiendo y meditando su Palabra, y bajo su mirada maternal, queremos vivir el ideal evangélico de comunión fraterna, cooperando con Ella en la salvación del mundo (Cfr. CC1984, 1415; CC 2008, 14-15).


FRANCISCANOS.  

San Francisco, queriendo vivir el Santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, lleva a cabo una intensa vida apostólica partiendo de la renuncia, la disponibilidad por el Reino de Dios y el anuncio gratuito del mensaje de salvación (Cfr. 2R1, 1; RTOR 1).

0 comments:

Publicar un comentario

Paz y bien